201612.19
Off
0

MIDIENDO LA ETICA DE LOS NEGOCIOS

Nos ha parecido muy interesante el enfoque de partida de la encuesta GBES (Global Business Ethics Survey, realizada recientemente por ECI (Ethics&Compliance Iniciative) y disponible en su página web ethics.org sobre la ética en los negocios.

Ética en los negocios

Ética en los negocios

Al realizar este análisis, ECI propone una visión más global de la integridad y en lugar de centrarse exclusivamente en asuntos relacionados con violaciones de la normativa legal, la GBES también ha recabado información sobre preceptos y principios universales de la ética como el respeto, la justicia y la honestidad en el trabajo. En este sentido ha propuesto como “unidades de medida” cuatro parámetros los cuales considera que son los mejores indicadores para medir las situaciones en las que se atenta a la ética en el entorno de las organizaciones:

  • Las presiones para no respetar los valores y principios son una señal importante de alarma sobre una futura conducta irregular.
  • Constatación de conductas fraudulentas o deshonestas, es el indicador fundamental del estado de salud de la integridad en la organización, si los empleados cumplen o no las reglas y los valores fundamentales.
  • Denunciar las conductas fraudulentas constatadas, pone en alerta a la dirección sobre la necesidad de abordar la violación de las normas. Lo que se consigue es poner freno a estas conductas en lugar de permitir que los malos hábitos proliferen.
  • Represalias contra los informadores. El acoso verbal, la degradación, adjudicación de destinos no deseados o incluso la violencia. La percepción de toma de represalias contra informadores o denunciantes, erosiona la confianza y suele evitar que los empleados comuniquen conductas no deseables. Esto permite que se extienda un ambiente complaciente con situaciones poco éticas e incluso ilícitas.

Mediante la definición de estas medidas, la ECI ha centrado la atención en qué factores actúan como “dinamizadores” en las organizaciones y determinan sus comportamientos. Estos factores son incluso más importantes que las políticas, procedimientos o controles internos, pues se trata de reglas que se impregnan en la cultura de la organización y que todo el mundo sigue.

En líneas generales, esta encuesta confirma lo que podríamos esperar. Sus resultados muestran que la corrupción, las prácticas deshonestas y el engaño son atributos universales en organizaciones públicas, privadas y sin ánimo de lucro en todo el mundo.