201510.07
Off
0

Aprende más sobre la prueba electrónica

El legislador ha excluido de la prueba documental a la prueba electrónica y ha introducido como prueba autónoma, la prueba “por medios e instrumentos” (arts. 299.2 y 382 a 384 LEC). De esta forma la prueba electrónica queda sometida a la sana critica del juez para su aceptación en un proceso legal, pero plantea múltiples dudas y supone un nuevo reto para el derecho.

Las pruebas electrónicas o evidencias digitales son susceptibles de ser manipuladas, por ello presentar un sms, email, etc impreso, incluso con un acta notarial no es suficiente. El notario puede dar fe de lo que se le presenta, pero no tiene la capacidad técnica para asegurar que ese sms o email no ha sido manipulado y es original. Para aportar una prueba electrónica (emails, sms, whatsapps, fotos, archivos digitales, etc.) a un proceso legal es necesario hacerlo siguiendo unos procedimientos técnicos mínimos que garanticen la originalidad, autenticidad e integridad de la prueba y que aporten garantías suficientes al juez y las partes de que ésta es original y no ha sido manipulada.

Para preservar, analizar y exhibir una evidencia digital en un proceso legal con las suficientes garantías de autenticidad e integridad de la prueba se deben tener en cuenta los siguientes requisitos:

  1. Que las evidencias se han obtenido en presencia de testigos y el procedimiento se ha documentado y registrado adecuadamente.
  1. Que las evidencias digitales se han preservado correctamente, es decir:
  • Se han obtenido imágenes forenses de las evidencias originales con herramientas especializadas de tecnología forense y por personal especializado.
  • Se dispone de la firma digital o código hash de cada una de ellas y por tanto se puede verificar que no han sido manipuladas.
  • Las imágenes forenses obtenidas han sido custodiadas adecuadamente y se encuentran a disposición del tribunal.
  1. Que el procedimiento de trabajo para el análisis forense de la información digital debe evitar el acceso a cualquier información que no sea relevante para el caso y salvaguardar los derechos fundamentales a la dignidad e intimidad de las personas y al secreto de las comunicaciones. Por ello el método que se utiliza en el análisis forense es el de identificación selectiva de información relevante.
  1. Que los procedimientos realizados en el análisis se presentan de forma clara y concisa en el informe pericial y que estos son verificables y repetibles.