201310.26
Off
0

Consecuencias de la falta de control interno en las empresas

La prensa se hace eco hoy de una Sentencia del Tribunal Supremo que resulta cuanto menos llamativa: se absuelve a un auxiliar administrativo de Caprabo que en 2 años cobró más de 6 millones de euros en comisiones del proveedor de bolsas de envasado al que él mismo concedió la exclusividad de suministro.

El Alto Tribunal absuelve al empleado al no considerar que se produjo un “daño patrimonial inherente a toda defraudación”, argumento que basa en el hecho de que el proveedor siguió facturando a Caprabo a los mismos precios que venía facturándole el proveedor anterior, y que por lo tanto las comisiones entregadas al empleado fueron descontadas del margen comercial del propio proveedor. Este argumento, que desde un punto de vista jurídico se sostiene, resulta absolutamente cuestionable desde un punto de vista económico, pues el hecho de que el proveedor tenga capacidad de pagar en 2 años comisiones que ascienden a 6 millones de euros es una clara señal de que cuentan con un margen espectacular, y que por lo tanto existían posibilidades reales para que Caprabo hubiese tratado de renegociar los precios a la baja, reduciendo de esta forma sus costes. Así mismo, el hecho de incrementar un 400% los pedidos (según se especifica en el artículo) supone un incremento desmesurado de esta partida de costes para Caprabo, que también tiene un indudable impacto negativo en su cuenta de resultados.

Así mismo, llama la atención que en una instancia anterior, la Audiencia Provincial de Barcelona criticaba una absoluta “falta de control” por parte de la empresa, ya que “no detectó ni procuró barreras útiles y eficaces para evitar el fraude”. Esta circunstancia es la que venimos explicando a nuestros clientes: resulta fundamental que las compañías tengan implantadas medidas de control efectivas que reduzcan las posibilidades de cometer fraude, pues de lo contrario se pueden dar casos como este, en el que un simple auxiliar administrativo incremente un 400% los pedidos de bolsas y con ello obtenga nada menos que 6 millones de euros, y que nadie en la compañía se entere de nada.