201311.08
Off
0

Responsabilidad penal de las personas jurídicas

El proyecto de Ley Orgánica de Reforma del Código Penal, que ya ha iniciado su tramitación, traerá nuevas obligaciones para todas las empresas:

  • Implantación de un modelo de prevención de delitos o compliance program.
  • Una nueva figura, el controler officer, que tendrá que supervisar que el modelo anterior se cumple y es efectivo.

La primera de estas obligaciones será la única que podrá eximir a las compañías de una posible imputación penal en caso de delito. Estos programas tendrán que tener las siguientes características:

  • Realizar una exhaustiva evaluación de riesgos.
  • Establecer códigos de comportamiento corporativo.
  • Disponer de recursos financieros suficientes para impedir la comisión de delitos.
  • Imponer la obligación de informar de informar de posibles riesgos e incumplimientos al compliance officer.
  • Establecer un sistema disciplinario que sancione adecuadamente un incumplimiento

En cuanto a la segunda obligación, contar con un compliance officer, se abren varias interrogativas, como si será necesario crear un departamento nuevo o una persona sola podrá encargarse de ello. Parece que la reforma no será muy explícita, pero lo que sí parece seguro es que esa persona tendrá que tener suficiente autonomía  e independencia, tendrá que tener conocimientos jurídicos y ser una persona experta en los riesgos, además de conocedor de las pautas de fraude.

Desde GPartners iremos desgranando las consecuencias de la reforma y las consecuencias que traerá para las compañías.